Una boda de ensueño (Parte II): 18 Julio 2015

Hola de nuevo,

hoy toca mostrar la segunda parte de “una boda de ensueño”. Como ya adelantábamos en el post anterior, el lugar escogido para la celebración fue el Castillo de Ampudia, Palencia. Como nos cuenta nuestra novia, Ana, la decoración floral del castillo fue hecha por la floristería que trabaja con el Catering Mallorca, quienes se encargaron de la deliciosa comida.

Según cuentan los propios novios:
“Te dan todas las opciones del mundo en lo que respecta a decoración. Nosotros elegimos una mantelería arena con una silla verde, una vajilla blanca y un bajo plato verde viejo. Los centros de mesa eran altos y bajos, haciendo una composición en el patio del castillo y los altos tenían velas para utilizarlos por la noche e iluminar el baile.
Todo lleno de detalles: Isla de Moet Chandon para el cocktail, calderos de botellines de cerveza (incluida cerveza para celiacos), cóckteles para refrescar la calurosa mañana… cocina en vivo, pulpeira y latas en escabeche (haciendo un guiño a Galicia y a Cantabria de donde es la familia del novio). La mesa de quesos, los tacos de salmón y las cigalas con albahaca fue lo que más gustó a los invitados. La comida espectacular; una ensalada de bogavante con tartar de tomate, aguate y salmorejo, y un solomillo con foie a la plancha que estaba delicioso. Piruletas de chocolate con el café, el Candy Bar y un postre fabuloso como caracteriza a la pastelería de Mallorca, sin duda de los mejores haciendo caterings, muy recomendables.”
En cuanto a la papelería, los novios confiaron en nosotros, en byIndesign, para la invitaciones, los meseros, el sitting y muchos más detalles que, como solemos decir con frecuencia, “son los que marcan la diferencia”. Llevamos las manoletinas que se repartieron a las invitadas para que pudieran estar cómodas y los jabones envueltos en estampados pañuelos. Y también encargamos un letrero indicativo en madera de “Sweet Dream Moment“.
Los elementos decorativos para iluminar la pasarela del castillo eran unos farolillos y velas para el patio.
Otra de las delicias del día fue el concierto que hubo entre la comida y la fiesta. Los Bloody Mery fueron al castillo para montar una fiesta con canciones de Loquillo y los años 80 y 90 en general. El broche fue el final, con la canción With or without you de U2, la favorita de los novios y con la que bailaron por primera vez como marido y mujer.
La entrada de los novios en el segundo piso del castillo encantó a los invitados. Después bajarían por las escaleras con unos ramos para las madres. La colocación del libro de firmas junto a un sillón antiguo dio mucho juego, al igual que el kit antiresaca que preparamos para la salida del castillo, detalle muy comentado entre los invitados.

Esperamos que os haya gustado. La próxima semana os contaremos una boda mágica entre viñedos.

Si te ha gustado compártelo con tus amigos

Los comentarios están cerrados.