Una boda de ensueño (Parte I): 18 Julio 2015

Hoy os queremos contar uno de los enlaces más especiales del año pasado. El día de la boda fue el 18 de julio del 2015. Los novios llevaban 13 años juntos, tras estudiar A.D.E y posteriormente un MBA. Después de estar trabajando en Valladolid, en 2011 decidieron irse a Madrid para cambiar de rutina y empezar a vivir juntos.

El vestido de la novia era del Atelier de Pronovias, con modificaciones hechas por ella misma en el escote y la espalda. Es entero de encaje, estilo Valentino, con cuello barco por debajo de la clavícula y un gran escote en la espalda acabado en botones. El velo de seda y encaje es también de Pronovias. Las únicas joyas que llevó son unos pendientes de oro blanco de su abuela (algo prestado) y su anillo de compromiso; sin contar con los zapatos que para Ana, la novia, eran una joya claro: unos Jimmy Choo plateados que daban el toque perfecto al vestido. El camisón que se puso la novia para arreglarse era de Diseño 2. Los camisones se pueden personalizar en color y detalles como lazos o encajes, y los encontrarás en nuestra tienda byInDesign, situada en la entreplanta del Paseo Zorrilla nº42, donde también tenemos un monton de tocados (de proveedores como María Martín, Mimoki o Cherubina Hats), bolsos y completos para ser la invitada perfecta en vuestros próximos eventos.

El chaqué del novio, al igual que el chaleco y la camisa, están hechos a medida en la sastrería Pugil. El chaqué es azul marino  y el detalle del chaleco es que es reversible en azul claro con motivos en azul oscuro. El novio aprovechó en el concierto para darle la vuelta y cambiar su look. La corbata, en verde, también es de Púgil. Los zapatos son clásicos de Lotusse y los tirantes en azul y con la calavera blanca, característica diferenciadora de Scalpers. Como complementos llevaba unos gemelos de oro blanco de su abuelo y el reloj de pedida, un Omega Ocean Planet.

La iglesia era la Colegiata de San Miguel en Ampudia, Palencia. Ésta comenzó a construirse en el siglo XII, culminándose en el XVI. De estilo gótico renacentista, se compone de un templo y una torre, conocida como la Giralda de Campos por su espectacular belleza. Para su decoración se utilizaron una mezcla perfecta de peonías y rosas en miniatura en distintas gamas de color rosa con detalles en verde, que destacaban sobre el resto de flores que eran blancas.

En el próximo post os contamos la celebración en el Castillo de Ampudia.

Si te ha gustado compártelo con tus amigos

Los comentarios están cerrados.